top of page

360 GRADOS DE HONOR


La cosmovisión se puede entender como el lente a través de la cual individuos, sociedades y culturas interpretan el mundo que les rodea. Esta visión abarca diversos aspectos, desde la relación con lo divino hasta la organización social y política. Los pueblos prehispánicos, destacan su cosmovisión arraigada en creencias que moldearon su realidad, destacando un origen agrícola y una percepción donde no existe una separación entre naturaleza y cultura, evidenciando una profunda interconexión entre el ser humano y su entorno.


Dar inicio con esta descripción, es dar inicio a la inspiración del proyecto “Bocavaldivia” un pequeño gigante cuya extensión de proyectos desemboca en un deseo que se convierte en una meta concreta: Crear el Bosque Biodiverso comestible más Grande del Mundo.


Rodrigo Pacheco, cocinero ecuatoriano con un bagaje profesional internacional en las mejores cocinas del mundo, pero también bajo la mejor formación campesina del mundo, como el mismo lo menciona. Nacido en la ciudad en Quito, con once años viviendo en las privilegiadas tierras de Manabí, el chef es una incubadora de conocimiento, podría describirlo como una persona curiosa, altamente determinado, pero con una característica que le permanece a lo largo de la conversación, un individuo con alto sentido del honor y lo que la palabra representa.


Rodrigo Pacheco, Desarrollador del Proyecto Bocavaldivia.

El camino de la cocina en Rodrigo Pacheco, más que una decisión, ha sido causa de la vida misma, y el resultado de la crianza como uno de los principales entes portadores de la cultura, merito de las abuelas cocineras, cuya cocina es el corazón de la casa, y de un abuelo que criaba a unos pocos animales, cultivando sus alimentos en lo que Rodrigo menciona como “ese pequeño bosque comestible.


“Soy el resultado del pan casero, de los jugos naturales, de tortas hechas en casa por mi madre, de participar en la cocina desde niño eso está en mi ADN. Con los años la cocina se transformó en una ilusión de joven, luego en una meta académica, luego en una profesión para llegar a ser un estilo de vida, ha sido un proceso orgánico” menciona.




Comprender la visión y misión de FUNDACION BOCAVALDIVIA, puede requerir de horas de conocimiento, de apertura a nuevas ideas, un viaje por las narrativas de Rodrigo, por el espacio mismo y por la transversalidad del conocimiento académico y del campo.



Fundación Bocavaldivia, es un poderoso movimiento que busca recuperar la biodiversidad dando un paso más allá de la cocina, trabajando en aristas como la educación, la ecología y la bioeconomia a través de la creación del Bosque Biodiverso Comestible. Este se encuentra fundamentado en la recuperación de hectáreas de tierra; fortalecer, restaurar y recuperar, son verbos de acción que dirigen el proyecto a la conservación de la biodiversidad y la agricultura regenerativa, desarollado sobre los objetivos de sostenibilidad de la ONU.

Ejes y extensión del proyecto Bocavaldivia.



El recorrido de Rodrigo, ha sido de aproximadamente de 22 años en la gastronomía, la mitad fuera del país y la otra mitad en el campo, rodeado de campesinos, este contraste de la mesa de mantel blanco a la mesa de sus amigos campesinos, ha sido el mayor aprendizaje y esto ha mostrado camino y reafirmado decisiones.






La Globalidad de la experiencia y los años de investigación han desembocado en La Gastronomía Regenerativa.


El chef considera la gastronomía representante el arte culinario y el arte de la trasformación de los regalos de la naturaleza, misma que permite ser puente entre las personas y la naturaleza, el cual considera un trabajo honorable, cuando existe la intención y la visión correctas.


 Rodrigo percibe la gastronomía es un medio de regeneración no solo del organismo de las personas que lo consumen, sino del entorno que les rodea, considera que buen plato tiene que tener esa capacidad de transformar positivamente el entorno, el equipo de trabajo, el ecosistema que esta alrededor, la calle, el barrio, y quizá el mundo.


“En mi caso es quizá un poco más profundo, la gastronomía ha tenido la capacidad de restaurar ecosistemas en una escala grande en relación al tamaño del restaurante, un pequeño restaurante con capacidad entre 12 y 20 personas por servicio, que tenga la capacidad de haber articulado la producción de 150 hectáreas, es algo importante y que haya regenerado 30 hectáreas de bosque es algo importante para el restaurante.” Menciona el Chef.


El proyecto ha logrado una línea de magistral y las conexiones correctas para que más una filosofía de vida o utopía se convierta en una realidad trazable, comprobable y absolutamente visible, dejando el entrono mejor de lo que se encontró, a través de la gastronomía regenerativa.


“Hay que sostener las palabras que se dicen con hechos comprobables, es importante detallar que esta Gastronomía Regenerativa esta enfocada a largo plazo no es efímera o sujeta a una tendencia o moda, es perenne como los árboles y eso significa que en cien años esa siembra estará presente, aun cuando nosotros no estemos, habrá niños, familias y personas que cosechen esos frutos, que se cobijarán de esa sombra, qué obtendrán materiales de aquello que sembramos y eso es gastronomía.” Rodrigo Pacheco.


El restaurante Bocavaldivia se encuentra inspirado en una de las culturas prehispánicas más importantes del Ecuador y quizá del mundo.


Cuando se investiga sobre Valdivia, es inevitable respirar la relevancia histórica y cultural de la misma, reconociéndose como una de las culturas madres de américa, cuyo proyecto le hace honor en todos los sentidos a la misma, el proceso circular de Bocavaldivia, es el camino a una visión contemporánea de esta cultura, tal y como su creador lo menciona.


Platos desarrollados con productos del Bosque Biodiverso Comestible











“Se cree que en  Valdivia nacen los primeros agricultores, navegantes y alfareros de todo el continente americano, esta cultura fue en paralelo al primer imperio egipcio, hace dos mil años, con un renacimiento de mil años donde se crea el arte, la poesía  y la cultura de una sociedad matriarcal, cuyo enfoque era la cosmovisión, cuyos dones y habilidades han sido la innovación en los sistemas agroalimentarios, la sabiduría sobre las plantas; que esta civilización que sea nacida en el Ecuador  ha sido inspiración.”comenta.


De esta manera el chef reunió gente de aporte y valor, gente naturalmente de campo que, aun no habiendo terminado la escuela primaria, su talento y sabiduría ha sido un punto de aprendizaje para el mismo. Explotar las calidades, aprovechar el talento y la sabiduría de manera positiva de las personas del campo, de la sangre indígena, en donde hay un compartir y transmisión reciproca del conocimiento, es el resultado de un proyecto con sentido.


“Bocavaldivia es una cocina del pasado, del presente y del futuro. Inspirada en la cosmovisión de las culturas prehispánicas y las culturas indígenas que existen todavía en el presente, se crea este proyecto gastronómico como un mecanismo de conservación, como una cocina de investigación, de desarrollo de los sistemas agroalimentarios, trabajando bajo la agricultura de especies comestibles principalmente en base a la etnobotánica, la preservación de la vida silvestre, la preservación de los recursos del agua, y a la gastronomía como un vehículo para compartir mensajes que la sociedad necesita escuchar. " Rodrigo Pacheco.


Rodrigo considera que una buena cocina debe de ser un motor de desarrollo, un espacio logre tejer fibras de cooperación con todos los autores que son parte de una bioregión. Estos autores son la comunidad, la empresa privada, los organismos internaciones, la academia, los gobiernos, locales entre otros, considera qué cuando se logra entretejer todos estos elementos, estamos en presencia del desarrollo y la transformación.



“Eso es el resultado de un análisis sistémico profundo del tejidos social, de cómo le generas a tu aspecto empresarial en el balance de cuatro limites, económico, ambiental, social y cultural, para que eso en conjunto logre dirigir los puntos de desarrollo sostenible. ¿Vez la diferencia de crear un plato bonito y delicioso o que tu creatividad este adaptada las necesidades de la sociedad?

En la liga donde tú quieras estar, debes transformar notablemente la vida de otras personas y trasformar el sistema a nuestro alrededor, esa es mi línea, ese es mi mundo, que todavía no es comprendida” Comenta el chef.


El chef mira su cocina y sus proyectos como una cadena de honor, palabras que para esta conversación desde la realidad que vivimos son las más valiosas, comprobables y trazables a través de todo su proyecto.


Rodrigo procura tener una vida coherente alrededor del verbo, considera que un buen cocinero se hace dentro y fuera de la cocina; cómo trata a la familia, al productor, al personal, al ecosistema, que la gastronomía en lugar de ser causante del cambio climático se convierta en una solución activa, de los problemas del mundo, un rol del cocinero más profundo en la sociedad, más allá de preparar un plato rico y bonito.


Me quedo con estas palabras que impactaron el título de esta conversación:


“Esto es una cadena de honor, esto es tener 360 grados de honor”

Rodrigo Pacheco es embajador de buena voluntad de la FAO, cuyo rol es solo la visibilidad al mérito de un proyecto de amor, honor y consciencia por nuestra tierra y cultura.


Gastronomy Research, agradece profundamente a Rodrigo y su equipo por querer ser parte de una comunidad de investigación y conciencia.


¡Hasta una próxima investigación!


46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page